Teatro Hidalgo

La Jaula de las Locas

NUNCA TERMINAS DE APRENDER

Año 2016, un día recibo un mensaje de Juan Torres, quiere que realice otro proyecto teatral con él…  Un proyecto que duraría 4 meses, lleva 4 años en cartelera.

Voy a verlo, me explica cuales serían las condiciones de trabajo, pero… no me da el nombre del proyecto… Pasa una semana y finalmente descubro será La Cage Aux Folles.

Zaz, ¡¡¡QUÉ IMPRESIÓN!!! y por otro lado… qué presión pues se realizarían audiciones a los tres días y el montaje comenzaría a escasos 7 días… OMG.

En esta ocasión tenía la libertad de seleccionar el arreglo musical que yo quisiera, editarlo o alargarlo como fuera de mi agrado. Me di a la tarea de estudiar todas las grabaciones y materiales disponibles de las puestas en el mundo… y de armar los números como consideré que serían más espectaculares.

Realmente fue de gran importancia mi empatía con Mathias Gorlero, con quien hice una mancuerna espectacular. En si todo el equipo de creativos fue idóneo (Oscar Acosta, Eduardo Soto).

EL RETO crear trazos y coreografías con los que los actores se sintieran cómodos y naturales. Para ello fue esencial establecer un diálogo con cada uno de ellos. Fui muy afortunado al contar con actores de la talla del Maestro Mario Iván Martínez, Roberto Blandón, Aída Pierce, Patricio Castillo…

Decidir cómo quería a las cageles. que personalidad iban a tener, quienes iban a ser. La Jaula de las Locas se presta para caer en lo vulgar o grotesco en cualquier momento, había que tener cuidado….

Así que decidí tomar gran parte de la experiencia adquirida en mi colaboración en el Radio City Christmas Spectacular, opté por las Rockettes, que quedaron plasmadas en los números Somos lo que Somos, Rímel y el Gran Final. Un elenco del cabaret con mucha clase.

Por otro lado comencé el estudio de los espectáculos del Moulin Rouge de París, su estilo coreográfico e historia, tuvieron gran influencia en mi coreografía de La Cage Aux Folles, sin embargo decidí incluir pero un número cómico por las situaciones plasmadas en la obra.

Rímel, la primera aparición de la Diva, debería estar flanqueada por las cageles para hacerla ver espectacular. Un número fino a la altura.

Así mi concepto para cada uno de los números…. pero no quiero aburrirlos con esto.

Con mucha presión por el tiempo, jornadas de trabajo de 20 horas diarias, entre ensayos, notas y diagramas de coreografías…. comenzó la aventura.  

Logré plasmar coreografías que contribuyeran a la historia, con personajes, no bailarines que sólo ejecutan y no tienen alma, ni vida.

El resultado fue premiado por la ACPT como la mejor coreografía.

Siempre  agradeceré con el corazón a Juan Torres por haberme la confianza para este proyecto, que ha sido un parte aguas en mi carrera como coreografo.  Gracias por incluirme en esta gran familia.

Muchos aciertos, algunos desatinos, grandes lecciones que te llevan a realmente evaluar quién debe formar parte de tu equipo de trabajo y de tu ensamble. Cuáles son las condiciones mínimas que debes exigir en todo proyecto y en el mantenimiento del espectáculo para así garantizar, que el trabajo que lleva tu firma, se presente día a día con el mismo nivel y calidad que el día de estreno.

Por eso digo que nunca terminas de aprender…